domingo, 15 de enero de 2012

Nariz reseca en gatos

Observando a la última princesa en llegar a casa (Lucrecia, persa blanca con ojos dispares) nos dimos cuenta de que tenia demasiado reseca la nariz, y para ser tan pequeñita no nos parecia demasiado normal (tiene solo 3,5 meses), asi que observandola bien durante unos dias, me di cuenta de que apenas se acercaba al bebedero como Ciro y Catalina, con lo cual deduje inmediatamente que se trataba de un problema de hidratación.
Os contaré que esta gata es algo especial, la trajimos a casa probablemente demasiado pronto (con 2 meses) y le costo bastante adaptarse a su entorno, bufando hasta a las plantas, cosa poco habitual en los gatos de raza persa que suelen ser suuuper tranquilos y melosos. A los pocos dias se convirtió en la hija adoptiva de mi parejita, y he llegado a presenciar escenas tiernísimas entre los tres lavandose unos a otros la carita, el lomo...bueno el caso es que como de momento la adaptación iba bien, no le di demasiada importancia y pense que quizas se trataba de algo puntual, al no ver ningun otro sintoma (no habia estornudos, sangre ni fiebre) he procedido simplemente con tratamiento de la nariz reseca.
Y aqui es donde va el truquillo: POSITÓN UNGËNTO

Si eres mamá y tu bebé ha tenido problemas de dermatitis de pañal importantes, seguro que te suena. Es un producto que se vende en farmacia.
Si, es cierto, con una vaselina neutra conseguiriamos un efecto aceptable. Pero el Positón ademas cicatriza y desinfecta si hay infección bacteriana, vamos, que es mas completo. Y al menos yo para mis felinos, si puedo escojer entre una opcion buena y una muy buena, escojo la última.

Eso si, no le pongas una gran cantidad, no es necesario porque es muy aceitoso, y sobre todo no le pongas producto en los ojos bajo ningun concepto ya que esta contraindicado.

Recordar que en este caso debemos confirmar antes que el gato no tiene la nariz reseca por un problema mas grave, ya que un gato con irritacion nasal puede estar sufriendo de una enfermedad generalizada en la cual una descarga nasal es solo el sintoma, o podria tener un problema localizado en la nariz en si.

Una descarga por ambas fosas nasales acompañada por fiebre, perdida de apetito, salivacion, tos o heridas en la boca, sugiere una infeccion respiratoria superior viral felina, y por supuesto en estos casos: de cabeza al veterinario.
Con Ciro me pasó hace tiempo, con unos estornudos tremendos, lo llevé a mi veterinario y con una inyección de antibiotico se puso bueno enseguida porque tenia un buen catarro.



Pues en un par de dias suspendí el tratamiento porque la naricita de Lucrecia mejoró bastante, y asi hasta hoy.

Hay gatos que tienen este problema con bastante frecuencia porque por todos es sabido que en cautividad no suelen beber demasiada agua (al estar normalmente estancada en un cuenco). Para esto hay soluciones como fuentes especiales con filtro de carbono que se enchufan con seguridad a la corriente eléctrica y el agua corre fresca constantemente, lo que produce una estimulación al gato y hace que beban mas a menudo. Por eso si tu gato tiene este problema a menudo y has descartado otras patologías, puedes probar con una fuente artificial, sobre todo porque hay que tener en cuenta de que el hecho de que tenga la nariz reseca por deshidratación es señal de que todo el cuerpecito de nuestro gato esta deshidratado, y a la larga esto puede traernos graves problemas renales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario